500

palabras.pe

cerrar sesion




<h3>ANÁLISIS POLÍTICO</h3>

LA MARCHA: QUÉ FALLÓ

Por: Luis Alvizuri (Filósofo, Psicólogo)

En vista que la derecha conservadora solo tiene “ayayeros” en vez de asesores, trataré de cumplir gratuitamente con este oficio en estas breves líneas. Para empezar, el primer gran error de toda estrategia de lucha es desconocer a qué enemigo se enfrenta o definirlo mal. Es como si un jugador de ajedrez disputara una partida sin saber que su rival es el campeón mundial y le jugara como si fuera un principiante o uno de su nivel. Este es el problema central de la derecha conservadora: imaginar que, con quien está en conflicto, es con “el comunismo”, como si hubiera alguien en el Perú que quisiera implantar la dictadura del proletariado y la estatización de todo (que es en síntesis la plataforma política de dicha postura). Eso es totalmente absurdo y disparatado. A quien tienen como rival es a la derecha progresista (llamada “caviar”, porque sus miembros trabajan para las ONG ganando jugosos sueldos) cuyas propuestas están completamente lejos de atentar contra el capitalismo (sociedad civil, feminismo, aborto, cambio climático, LGTB, energías renovables, etc.). Como vemos, nada tiene que ver el comunismo con estas metas progresistas que hoy se difunden por todo el planeta. De modo que, con quienes combaten, es con los reformistas del capitalismo que lo que buscan es renovarlo, hacerlo más fuerte y establecer el Nuevo Orden Mundial bajo la égida de EEUU. Si los conservadores no entienden esto sencillamente están completamente perdidos, pues van a desarrollar discursos al aire, a la pared, que no tienen ningún sustento en la realidad y, por lo tanto, no tendrán ningún efecto (como efectivamente lo podemos comprobar ahora mismo en el sentido que el pueblo peruano no ha “comprado” la idea de que “el comunismo quiere apoderarse del Perú”). En segundo lugar, analicemos por qué la marcha del 5 de noviembre estaba, desde un inicio, destinada al fracaso. Para empezar, hay marchas y marchas. Unas, la mayoría, tienen por finalidad mostrarse ante la gente de la calle para que sepan los motivos de su protesta (usando megáfonos, cartelones, pitos, matracas y cantos). Terminada esta todo se acabó. Pero hay otras que son muy diferentes y que se conocen con el nombre de “revoluciones de color”, que son parte de un plan bien elaborado y que tienen una finalidad de atentar contra el gobierno existente, muchas veces derrocándolo. Estas revoluciones se hicieron conocidas a raíz de las protestas en Egipto que hicieron caer a Mubarak y luego se extendieron por otras naciones del Medio Oriente. La más reciente ha sido la de Maidán, que hizo caer al gobierno pro ruso de Ucrania. En el Perú hemos tenido una revolución de colores el día de la(s) marcha(s), (porque una sola no basta), que tumbaron a Merino, impuesto por la derecha conservadora. Esta fue organizada por la derecha progresista con la colaboración de quienes las saben hacer (o sea, EEUU). Su finalidad no era “protestar” sino derribar el régimen y, para ello, se hizo una convocatoria principalmente a los jóvenes (son los más activos, dinámicos, resistentes, furiosos y convencidos), se contrató a varios cientos de “guerreros” (de los sectores lumpen) pertrechados con armas “hechizas” para que enfrentaran a la policía, propiciando la violencia que ocasione “algunos muertos”, más la coordinación con una prensa concertada que “alarme” con sus informaciones y culpe directamente al presidente. Estos son los elementos principales de toda revolución de color, además de otros (como la coordinación con las embajadas, especialmente con la de EEUU, para que estén listas para “condenar la represión de la policía que produjo el lamentable suceso”). Todo esto debe producir la renuncia inmediata del gobernante de turno. Obviamente que la marcha del 5 de noviembre no tuvo ni por asomo esta finalidad, como tampoco contó con operadores políticos: simplemente fue organizada en alguna oficina de San Isidro o en el bar del Regatas, llevada a cabo por un grupo de entusiastas. Es por eso que todo resultó solo un voluntarismo, una expresión lo más parecida a un triunfo de Perú en las eliminatorias. No tenía un verdadero “carácter” político que la diferenciara de “un paseo familiar por el centro de Lima”. De haber contado con la consejería adecuada, la marcha habría cuidado muchos detalles que, más que ayudar, a quien han beneficiado ha sido a Castillo y a su gobierno. Por ejemplo, se convocó únicamente “a los miembros del club y a sus amigos”, o sea, a todo Miraflores, San Isidro, La Molina, Surco y La Planicie y, efectivamente, estuvo toda la clase AB de Lima caminando por lugares donde jamás lo harían (para ellos el centro de Lima es un sitio “muy peligroso”). Y eso fue lo que, para su mala suerte, se reflejó a través de los medios de comunicación (carentes de un procedimiento para hacer que parezca “nacional” o “popular”). Los entrevistados eran personas claramente ajenas al imaginario popular: gente que sale en las páginas de sociedad o en la farándula, personas que ni por asomo se les ve que “carecen de agua, luz o comida”. En pocas palabras, solo faltó que exhibieran sus joyas y que dijeran que estaban contra Castillo “porque no los dejaba gobernar a ellos”. Este error se debió a la falta de una concepción de lo que es trabajar la imagen de “lo nacional” y “lo popular” (que no se logra solo con las camisetas de la selección ni cantando la huachafa “Contigo Perú”). Si se quería que diese esa percepción (que “el pueblo se levanta contra el gobierno”) pues lo primero que había que hacer era buscar a “ese pueblo” (no por las redes ni citándolo en el parque Kennedy, por supuesto) yendo a los comedores populares, a las zonas más necesitadas de los conos, para que sean ellos, y no los blanquitos pitucos, los que figuraran en primera fila (y lógicamente pagándoles por lo menos su pasaje, pues movilizarse varios kilómetros no es gratis). En pocas palabras, fue una verdadera estupidez decirle al Perú quiénes eran los que protestaban “por hambre” sabiendo que son los que reservan con meses de anticipación su mesa en el Central o en el Maido. Ahora Castillo podrá decir con toda comodidad (porque todo el Perú lo ha visto) que “los pitucos miraflorinos(como decía Elian Karp) son los únicos que lo quieren vacar”. Y si lo que se quería era “amenazar” a los congresistas para que votaran por la vacancia lo único que han logrado es que estos muestren las fotos de los marchantes y luego en sus casas frente al Golf de San Isidro para justificar que es solo la clase social alta la que quiere la vacancia puesto que nadie del pueblo (ningún cholo auténtico de provincias) estuvo presente (pues a ninguno se vio). En conclusión, la derecha conservadora tiene que dejar de pensar que “ellos son el Perú” cuando en realidad son solo “una excepción” dentro del Perú (además, la mayoría cuenta con pasaportes extranjeros, de modo que sus cantos al Perú suenan a lágrimas de cocodrilo). Y que si quieren realmente tener participación dentro de nuestra sociedad lo que tienen que hacer es lo que más les cuesta: pensar, reflexionar, evaluar, leer la historia, en vez de tomar tragos junto a la piscina. En el mundo no todo se arregla son dinero (una guerra como la de Ucrania no se soluciona solo con darlo) sino también con actitudes, con gestos, con acciones que van más allá de nuestras creencias y prejuicios. Para ello tienen que hacer lo que no han hecho hasta ahora: un mea culpa, reconocer los muchos errores que han cometido durante estos 200 años de República donde no han sabido hacer del Perú un país realmente digno. Tienen que aceptar que Castillo, o cualquier otro presidente, no son “la causa” de los problemas sino la consecuencia de los que la clase dirigente ha hecho. Y si esta roba, como con Lava Jato, si lleva al país al 80% de desempleo e informalidad con este “modelo”, lo normal es que aparezcan outsiders (como Antauro) que no son otra cosa que el síntoma de que hay algo que está mal. Solo así, mirándose al espejo y admitiendo que ellos son parte de la culpa, es cómo podrán entender recién al Perú y, quizá, comprender cuál es el papel que les corresponde, que no es aislarse en sus distritos residenciales y, desde ahí, maldecir y reclamar cada vez que “el pueblo” no vota por uno de los suyos.

<< Si los conservadores no entienden esto sencillamente están completamente perdidos, pues van a desarrollar discursos al aire...>>

2022-11-07 21:50:19
340

Visitas: 340

ANÁLISIS POLÍTICO



LA DICTADURA DEL MERCADO Y LA AGENDA 2030


...no es casual que hayan surgido las “neurociencias”, porque precisamente la comprensión del “pensamiento del consumidor” es fundamental para establecer el circuito cerrado de la demanda y la oferta.

Leer más de este artículo-->

LA IMPORTANCIA DE LA IDEOLOGÍA


Lo cierto es que todos necesitamos de alguna ideología para vivir, alguna noción maestra o principal que es la que nos aclara el sentido de la vida y le da una justificación a nuestros actos.

Leer más de este artículo-->

LA AGENDA 2030 AVANZA INEXORABLEMENTE


Si tuviéramos que ponerle una descripción, un apellido a dicha Agenda, quizá lo que más se acerque a ello sería “la evolución del capitalismo”

Leer más de este artículo-->

LA TECNOCRÁCIA PERUANA (1/10)


toman decisiones a puerta cerrada desde una mesa de escritorio sin ser percibidos ni por los mismo opinólogos que salen frecuentemente en los medios de comunicación

Leer más de este artículo-->

LA MARCHA: QUÉ FALLÓ


Si los conservadores no entienden esto sencillamente están completamente perdidos, pues van a desarrollar discursos al aire

Leer más de este artículo-->

UN FANTASMA RECORRE EL PERÚ: ANTAURO


Mudarse de Carabayllo a Miraflores es cerrar el círculo del triunfo para un provinciano excluido desde siempre por el Estado

Leer más de este artículo-->

POSICIÓN IDEOLÓGICA Y VICTORIA ELECTORAL


No hay una disposición intelectual de valorar la importancia de la ideología como medio de articulación social, activismo político y soporte electoral.

Leer más de este artículo-->

TEORÍA PURA DE LA IDEOLOGÍA


Así como a su vez, estas ideologías influenciaron en la forma en como se hizo ciencia, así por un tiempo se habló de ciencia occidental, ciencia nazi y ciencia soviética.

Leer más de este artículo-->

¿QUÉ ES UNA IDEOLOGÍA?


las ideologías políticas están vivas y presentes hoy más que nunca

Leer más de este artículo-->

LA CONSTITUCIÓN "PROGRE" NEGADA EN CHILE


Es así como esta mayoría de influencia progre aprobaba a su gusto las propuestas previamente elaboradas con una concepción expresamente anti chilena y anti republicana

Leer más de este artículo-->

¿QUÉ ES LA DERECHA PROGRESISTA O IZQUIERDA SOCIALISTA?


La actual izquierda, esa que se dice serlo, ya no es la antigua de corte marxista comunista.

Leer más de este artículo-->

LAS MALAS DECISIONES DE VLADIMIR CERRÓN


Un líder político no puede equivocarse tanto, darle la oportunidad de postular a quienes no representan los lineamientos genuinos de un partido político

Leer más de este artículo-->

LA LUCHA POR EL PODER EN EL PERÚ


Mientras tanto, el grupo La República representa a las miles de ONG, financiadas por los estados capitalistas desarrollados, principalmente EEUU, quienes respaldan a la derecha progresista que en el P

Leer más de este artículo-->

NUEVOS DILEMAS EN LAS DEMOCRACIAS LATINOAMÉRICANAS


De allí que el principal carácter de este tipo de golpe de Estado no es la violencia, sino su ilegalidad

Leer más de este artículo-->

LA OPOSICIÓN QUE FORTALECE A CASTILLO


Si la próxima dirigencia del Congreso, tiene una directiva como esta, pedro Castillo, gobernando bien o mal, tiene asegurado un año más de permanencia

Leer más de este artículo-->

PARTIDOS POLÍTICOS INORGÁNICOS


Uno antes de ser político es primero militante; sin embargo, hoy, todos quieren ser políticos sin ser militantes

Leer más de este artículo-->
500PALABRRAS.PE - información sintetitada y analizada a nivel local, nacional e internacional