500

palabras.pe





 LIBRE OPINIÓN


Nayid Bukele vs. la Comunidad Internacional

<< Tres enemigos tiene Nayid Bukele: Las pandillas, las ONGs y los Organismos Internacionales...>>


Por: Leoncio Díaz (Politólogo)


En tiempos de "Globalización" las acciones de gobierno son estandarizadas por poderosos Organismos Internacionales con mucha influencia sobre los Estados miembros. Si un gobierno se sale del libreto del Derecho Internacional puede pagar muy caro las consecuencias de sus decisiones como la reducción de prestamos, cierre de mercados y hasta un aislamiento del comercio internacional o bloqueo económico. Un Estado no puede irse contra las normas de los O.I. sino estará condenado política y económicamente a ser un paria en la comunidad internacional.

Sin embargo, de tiempo en tiempo aparecen excepciones a la regla, y hoy es Nayib Bukele(42) quien ha dirigido su gobierno con firmeza y quebrantando el orden constitucional e institucional corrompido que condenaba adrede con su ineficacia a que la delincuencia organizada tenga en vilo a los salvadoreños. Aproximadamente 70 mil pandilleros organizados en bandas en un país que es 50 veces más pequeño que nuestro Perú.

Sus métodos, antidemocráticos en términos liberales, para restablecer el orden han sido muy cuestionados por la comunidad internacional pero efectivos contra el crimen; no conforme a los lentos parámetros jurídicos garantistas, sino maniobrando políticamente: primero se enfrentó al poder judicial y a la fiscalía; seguidamente, presionando al congreso para aprobar las leyes que le permitan, junto a las FF.AA., encarcelar masivamente a las bandas organizadas, pasando por encima del "debido proceso".

A pesar de todos los cuestionamientos la población salvadoreña ha legitimado las acciones de su gobierno levantando su popularidad. Sin embargo, no todos están felices de que hoy El Salvador sea un lugar más seguro. Los primeros en poner el grito en el cielo han sido las ONGs operadoras de los Organismos Internacionales que "defienden" los DD.HH. de todo aquel que reciba la acción coercitiva del Estado. Pero la realidad es que, como dice el presidente salvadoreño, "solo defiende los derechos de los criminales, más no necesariamente los DD.HH. de todos los ciudadanos" como si el Estado tuviera el monopolio de violar "DD.HH" y la delincuencia no; es decir, solo actúan cuando el Estado en ejercicio de monopolio de la fuerza se excede, pero no defienden a la población en general cuando son atacados por las pandillas o cualquier delincuente común. La pregunta es: ¿Acaso es necesario ser delincuente o activista opositor para que las organizaciones pro DD.HH. empiecen a actuar para hacer respectar tus derechos? ¿Dónde queda el derecho a la vida del resto de la sociedad que vive de manera justa?.

Finalmente, a las organizaciones pro DD.HH. y los Organismos Internacionales no les cae bien las decisiones de Bukele porque temen que este modelo se repita en otros países restando influencia de las organizaciones de la llamada "sociedad civil internacional" que operan en todos los países del mundo financiadas por USAID y y otras O.I. con sus respectivos tribunales internacionales. Ahora Nayid Bukele tiene tres enemigos declarados: Las pandillas, las ONGs y los Organismos Internacionales que lo acusan de "dictador".


Fecha: 2023-03-05

Deja tu Like

Artículo de 518 palabras




500palabras.pe



¡DEJA TU COMENTARIO!
Mínimo 50 y Máximo 500 caracteres

Bruce Garriazo dice:

En mi opinión, estas organizaciones internacionales pro-derechos humanos parecen estar más alineadas con ciertas agendas políticas y, por lo tanto, son más propensas a criticar a gobiernos que no se ajustan a esas agendas, mientras pasan por alto violaciones de derechos en otros contextos. Entonces un Estado no puede ir en contra de sus normas, porque sino sería excluido, teniendo trabas o críticas selectivas que están influidos por ciertos intereses políticos, económicos e ideológicos.

2023-03-05




LIBRE OPINIÓN



Visitas: 572


500palabras.pe - ANÁLISIS POLÍTICO OBJETIVO